El encuentro con el maestro

EL MILAGRO DEL ENCUENTRO

aleescobar1

ENCUENTRO ENTRE EL  MAESTRO Y EL ALUMNO EN EL CAMINO DEL CONOCIMIENTO DE LA VIDA.

 

Pienso que la clase de vida que cada cual viva es, por regla general, responsabilidad de cada persona. Pienso que todos llevamos o tenemos nuestro propio “Maestro Interior”,  nuestro “Chamán Interno”, un  “Mago Propio”, un “Alquimista del Alma”, un “Avatar Interior” (Avatar viene del sánscrito “avatara” que significa reencarnación de una deidad), un “Poder interno”,  o como se le quiera llamar … Pienso que somos hechos a imagen y semejanza de Dios… ¿Verdad?.. Entonces, la pregunta pasa a ser… y si todo eso es cierto ¿Cómo hago yo para acceder a ese Maestro, poder, alquimista o avatar interior?  La respuesta que tengo para un gran mundo de buscadores es: Busca el milagro del encuentro con tu Maestro… Encuentra un “espejo viviente” para reflejarte a ti mismo en esa parte divina que ya tienes adentro y que andas buscando, para que la puedas reconocer en ti… Búscate un modelo  vivo, un ser congruente, un Maestro que haya recorrido los caminos que tú apenas inicias…  Alguien que con su ejemplo te muestre e inspire que tú también eres poderoso, que ejemplifique con su presencia que tú también eres divino en tu esencia.

LA NECESIDAD DEL MAESTRO

Un médico, por buen médico que sea, no tiene la forma de operarse a sí mismo del corazón, ni de muchas otras dolencias, pues para ello necesitará a otro médico…  ¡Un maestro también puede tener sus maestros!  Todos los seres humanos tenemos maestros en diferentes campos de la vida y en la vida misma, pues usualmente y a diferencia de los (otros) animales la gente nace sin saber qué hacer, sin haber reconocido ese potencial, ni sus recursos internos que necesita para vivir con calidad. Es curioso ver cómo la mayoría de animales nacen y casi de inmediato o muy brevemente se defienden por sí solos, mientras que el ser humano, rey de la creación, nace y vive una gran parte de su vida en aprendizaje: por eso es muy importante reconocer que contar con un Maestro es una bendición y en mi caso fue una Maestra muy sabia.  Tener un maestro no es señal de dependencia ni de debilidad, sólo es parte de un proceso de búsqueda y crecimiento interior.

Nuestros propios ojos pueden ver mucho de lo que está afuera de nosotros, pero nuestros ojos, por sí solos, no pueden verse a sí mismos…  Para eso se necesita un espejo ¿Verdad?…  ¡Un maestro es un espejo cristalino y puro!

Usualmente, un paciente vivo no es sanado por un médico que ya murió…. De la misma forma un discípulo vivo no puede ser enseñado por un maestro muerto, así haya sido (o siga siendo) muy famoso o haya dejado por escrito sus escrituras….  En las religiones se enseñan fundamentos e interpretaciones (“mapas de mapas”) de las enseñanzas de libros sagrados sobre la vida y obra de grandes maestros cuya vida en cuerpo físico ya pasó,  y lo hacen mediante pastores vivos para guiar las ovejas vivas, sacerdotes vivos….   ¡Un maestro es un ser vivo, como tú o como yo que por un milagro comparte con nosotros la misma dimensión espacio-tiempo-lenguaje!  El milagro de este encuentro es también un proceso lingüístico. Y energético.

EL CONOCIMIENTO ES DINAMICO

No es lo mismo comer algo mientras el chef lo está preparando y durante ese proceso tú estableces una relación de dos direcciones donde tú saboreas y le dices al chef: ¡Oye! me gustaría con una pizca más de sal, o ligeramente más caliente o más frío … Humm cómo huele de rico… el sólo aroma me abre el apetito… No es lo mismo,  saborear un plato preparado en la presencia del chef que comerse un enlatado…  ¡Un Maestro es una presencia viva que junto a ti, el alumno, va edificando el conocimiento más adecuado para ti y que es diferente para cada cual¡ … Un maestro no es sólo el libro, el cassete o un CD que repite siempre lo mismo… Si tienes alguna duda ¿a quién le vas a preguntar?

Por todo lo anterior, yo disfruto ahora del milagro del encuentro con mi propia Maestra! A quien he mirado sus ojos azules y profundos como el hermoso mar Mediteráneo junto al que vive. Es mi Maestra porque he escuchado su voz fuerte y clara para hablar muchas verdades que me han guiado, para hablar de su conocimiento sobre la existencia humana que, sumado a mis propios mapas del mundo, me ha facilitado vivir cada día mejor.

La Dra. Inma Capo es alguien que con su fuerza interior, su presencia escénica y su expresión corporal me transmite todo un conjunto de ser, sentir, decir, saber, hacer y tener… Modelo y ejemplo del poder que deseo desarrollar como formador algún día.

¡Un instructor enseña lo que sabe… Un Maestro transmite lo que es!

La Dra. Inma Capo con su sola presencia refleja la divinidad que todos llevamos dentro y que muy pocos saben desarrollar.  Con una Maestra así, la vida me resulta más agradable, más llevadera, más fácil, más enriquecedora o rica, más interesante, más afortunada y más fluida… Se dio el milagro del encuentro mágico entre una auténtica Maestra y un alumno que se ha venido preparando y que a su vez se está convirtiendo en Maestro de otros…   ¡Somos hijos de nuestros padres y padres de nuestros hijos! ¡La vida es circular! Cuando el alumno está preparado el Maestro aparece, dicen los sabios… por que si no está preparado, aunque aparezca, no lo sabrá reconocer; su “ego” que es ciego se lo impedirá.

Por eso, como dijo Newton: “Pude ver más lejos y llegar más alto porque me apoyé sobre los hombros de verdaderos gigantes…”

Alejandro Escobar Franco
Cali, Colombia.

219 visitas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies