Homenaje a Marianne Williamson

Honrando a Marianne Williamson

Queridos amigos,
En mi libro "Retorno al Paraíso. El Despertar" hay un párrafo que suelo leer públicamente en mis charlas y cursos por su profundidad y mensaje, y que aparece como "Anónimo. Citado por Mandela" en la pag. 276 de la 6ª edición, pues es así como llegó hace tiempo a mis manos.
Buscando referencias, por fin encuentro a su autora, a la que honro desde aqui: Marianne Williamson y este es su mensaje tal como ella lo escribió:

“Our deepest fear is not that we are inadequate. Our deepest fear is that we are powerful beyond measure. It is our light, not our darkness that most frightens us. We ask ourselves, Who am I to be brilliant, gorgeous, talented, fabulous? Actually, who are you not to be? You are a child of God. Your playing small does not serve the world. There is nothing enlightened about shrinking so that other people won't feel insecure around you. We are all meant to shine, as children do. We were born to make manifest the glory of God that is within us. It's not just in some of us; it's in everyone. And as we let our own light shine, we unconsciously give other people permission to do the same. As we are liberated from our own fear, our presence automatically liberates others.”

Pertenece a su libro "A Return to Love" y esta es su web:
http://marianne.com/book/index.htm

Esta es la traducciòn en español:

“Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos, más allá de toda medida.
Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.
Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, fantástico, inteligente, fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres Hijo de Dios.
Tus papeles insignificantes no le sirven al mundo para nada.
Reducirse para que los demás no sientan inseguridad hacia ti,
no es ningún signo de inteligencia.
Nacemos para manifestar la gloria de Dios, que se encuentra en nuestro interior.
No somos sólo algunos; es todo el mundo.
Y en cuanto manifestamos el brillo de nuestra propia luz, les permitimos a los demás hacer lo mismo.
En cuanto nos liberamos de nuestro miedo, nuestra presencia libera automáticamente a los demás.”
 

Ojalá que esta visión la tengamos en cuenta para representar a Dios y al universo dignamente en el planeta.

Un abrazo universal,

Inma Capo.

225 visitas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies