Trabajo de fin de curso Master

¡Hola!

Aquí estoy, después de casi un mes entregada a las enseñanzas de Inma Capó, que hasta sueño con ella…
No es para menos, pues es de esas personas que cuando la conoces te deja una profunda huella.
Con ella, “o cambias …o cambias”, o “te aclimatas o te aclimueres”.

Intento recordar la Chon que vino aquí y no consigo verla.
Queda tan lejos… cerrada, hermética, triste, con tanto peso en el corazón y tantas capas de protección que no se la veía.

Ese alma pura que un día quería convertirse en hada para ayudar a la gente,
en un mundo donde predominaba la maldad, la envidia, el caos, quedó olvidada.
Sin varita, sin herramientas, poco podía hacer.
Rezaba y le pedía a Dios que le dijera para qué la había puesto aquí, pero no obtenía respuesta.

-Tú sueñas, niña- le decían algunos. El mundo que tú sueñas, no existe.
Y  la niña dejó atrás sus sueños, olvidándose de ellos y de ella misma.

¿Cuántas creencias he cambiado en un mes de curso con Inma? Ni me acuerdo…
¿Cuánto nivel de autoestima he logrado? Positivo alto
¿Cuánto nivel de  asertividad?  Alto
¿Cuánto nivel de resiliencia y autorrealización? 72% e in crescendo…

Vale la pena querer cambiar, no acomodarse, querer ser feliz, ELEGIR ser feliz.
Vale la pena conocer a Inma Capó, verla en todas sus partes, (de niña, de maripili, de sargento… no, mejor de coronel, de mujer, de bruja y de Maestra…).
Vale la pena trabajar con ella, reír con ella, llorar con ella.

Mi más profundo agradecimiento a esta mujer a la que admiro y de la que espero que se me haya pegado algo…
por eso que dicen que todo se pega… ya que es un ejemplo a seguir.

Gracias Inma por haberme devuelto la varita que tantas veces le pedí a Dios (no sabía que te la confió a ti para que me la dieras)…
y tú me la has entregado con creces. Tu trabajo está hecho.

Ahora me toca a mí.

Ahora, después de la “limpieza general” a la que nos has sometido, he diseñado mi plan de vida como a mí me gusta,
como siempre soñó esa niña, que en alguna parte de su ser, sabía que PODIA SER.

¡Adiós adultos, seguid con vuestro mundo si queréis! Pero si no os gusta, si estáis hartos de verdad,…
sabed que hay un mundo de MAGIA, un verdadero mundo de MAGIA… el mundo de INMA CAPÓ.

Yo, estuve en él, y miradme ahora. Puede que no me reconozcáis, pero yo ya he empezado a conocer a todas las hadas que hay dentro de mí.

Ascensión del Barco Novillo
Master DPNL – Alicante

Pd: Esta foto está hecha en Bali 3 meses después del Máster de DPNL, donde una de mis metas era viajar y ya la he cumplido.
Y todas las demás ya se están cumpliendo, dentro del Proceso Interminable de Mejora que hemos desarrollado en los cursos con Inma.